El éxito de un proyecto, una empresa o una startup depende de muchísimos factores: tener buenas ideas que satisfagan necesidades del mercado, tener buen producto, tener recursos financieros suficientes, tener buenos socios e inversores, un equipo comprometido o una...