Cómo la revolución de la IA impactará positivamente en el mercado laboral

Autor: José A. Lavilla
mayo 7, 2024

¿Sabes cómo la revolución de la IA impactará positivamente en el mercado laboral? Ya en el siglo XIX, con la llegada de la Revolución industrial y la introducción de nueva maquinaria en las fábricas, apareció un movimiento (el ludismo) que luchaba contra la modernización alegando que las máquinas dejarían a los trabajadores sin empleo. Lo cierto es que en aquel entonces la nueva maquinaria y la tecnología se aplicaron únicamente a sectores muy concretos con trabajos muy mecanizados, físicos y rutinarios. Ahora bien, la llegada de la inteligencia artificial y la tecnología moderna parecen abarcar mucho más y parecen ser capaces de mejorar a los humanos tanto física como mentalmente (y a menor coste) prácticamente en cualquier sector.

En torno a este tema hay una idea generalizada. Esa idea es que cuando una empresa adopte nueva tecnología o maquinaria, esos robots sustituirán a los trabajadores. No obstante, tenemos un ejemplo que indica todo lo contrario. Antes de la introducción de la tecnología en 1908 por parte de la empresa Ford en sus fábricas en 1908, la compañía contaba con 450 trabajadores. En 1915, tenían en plantilla a más de 18.000. La tecnología no solo no destruyó empleo, sino que lo multiplicó por bastante.

¿Cómo puede ser eso? ¿Es posible que la introducción de maquinaria dispare la creación de puestos de trabajos? Hay dos grandes razones que explican este fenómeno:

  • Mayor capacidad de producción: cuando las empresas implementan tecnología y automatización, su capacidad de producción suele aumentar significativamente en comparación con aquellas que no se han automatizado. Tomemos el ejemplo de Ford: la introducción de la línea de montaje permitió a la empresa pasar de producir solo unos pocos automóviles al año a fabricar decenas de miles. Para hacer frente a esta mayor producción, Ford tuvo que construir nuevas fábricas, contratar más personal en áreas como ventas y administración y, por supuesto, aumentar la mano de obra en la línea de ensamblaje. Aunque la automatización redujo la necesidad de trabajadores en tareas específicas, la expansión de la producción generó un aumento neto en la contratación de empleados.
  • Ventaja competitiva: al mejorar la eficiencia y reducir los costos de producción, estas empresas pueden ofrecer productos a precios más bajos, lo que les permite superar a la competencia. En este proceso, las empresas menos automatizadas pueden enfrentar dificultades para mantenerse competitivas y, en última instancia, pueden verse obligadas a reducir su personal, ya que no pueden igualar los precios y la eficiencia de las empresas más automatizadas.

Sustituir unos trabajos por otros

Hay otro factor que no se suele tener en cuenta a la hora de abordar la cuestión. Hemos visto que las empresas que se robotizan pueden bajar mucho los precios y, por lo tanto, los consumidores pueden ahorrar más dinero. Ahora bien, ¿qué pasa con ese dinero que se ahorran los usuarios? Los consumidores tendrán más dinero en sus bolsillos para gastarlo en otros lugares y, a medio plazo, contribuir a crear nuevos empleos allá donde gastan sus ahorros.

Por ejemplo, cuando se popularizó internet o en los últimos años, empezamos a consumir películas, series o documentales en las grandes plataformas de streaming como Netflix, HBO o Amazon Prime, lo que llevó al declive y cierre de los videoclubs, resultando con ello la pérdida de empleos en ese sector. No obstante, esta transformación ha generado una creciente demanda de programadores y profesionales en tecnología, encargados del desarrollo y mantenimiento de las plataformas de streaming, así como de la creación de contenido original, creándose nuevos puestos de trabajo.

¿Son más los puestos de trabajo que se crean o los que se pierden con la llegada de la tecnología?

Un estudio que abordó los efectos de la robotización en 19 países durante los últimos 30 años reveló que, si bien la automatización impactó negativamente en ciertas industrias y empresas que no se adaptaron, también se generó nuevo empleo. Los proveedores de estas industrias contribuyeron a la creación neta de empleo, y los consumidores que ahorraron dinero por el aumento de la producción y la consecuente bajada de precios, estimularon la generación de puestos de trabajo en otras áreas. En resumen, la creación de empleo superó la destrucción de empleo.

El gráfico muestra la evolución del empleo medio de las empresas (medido por el número de trabajadores) en una muestra equilibrada de empresas entre 1990 y 2016, por separado para las que adoptaron robots (línea negra continua) y las que no (línea gris discontinua). Los adoptadores de robots se definen como empresas que entraron en la muestra en 1990 y habían adoptado robots en 1998. Los no adoptadores son empresas que nunca utilizaron robots en todo el periodo de la muestra.

Fuente: cálculos de los autores basados en datos de la ESEE.

¿Puede ser la situación diferente con el reciente auge de la IA?

Ahora bien, los estudios mencionados no tienen en cuenta los últimos años, y la IA podría ser un factor diferencial. Supongamos que la inteligencia artificial destruye más trabajo del que es capaz de crear. Hay que aclarar que no es lo mismo destruir trabajo que destruir puestos de trabajo. Imaginemos que una fábrica, por la robotización, deja de necesitar al 50% de la plantilla. El dueño de la fábrica puede o bien despedir a esos trabajadores o bien reducir las horas de trabajo y no despedir a nadie. Destruir trabajo sería reducir las horas de trabajo, pues hay funciones que ya puede hacerlas el robot. Destruir el puesto de trabajo sería despedir al trabajador, pero eso, por el momento, no debe preocuparnos, pues hay muchas funciones que un robot no puede realizar.

Gracias a la tecnología eso es exactamente lo que hemos visto durante los últimos años. Cada vez trabajamos menos horas y somos capaces de mantener nuestro nivel de vida e incluso mejorarlo. Si seguimos esta línea, podríamos llegar a tener robots tan productivos que solo trabajando unas pocas horas a la semana podríamos producir lo suficiente para satisfacer todas nuestras necesidades.

¿Entonces cómo se explica la noticia de que el 47% de los empleos se destruirán en los próximos 25 años? Esa noticia parte de un estudio que no acaba de tener en cuenta todos aquellos empleos que no se pueden robotizar por completo. Por ejemplo, un terapeuta puede usar la tecnología para recopilar y analizar datos, así como para proporcionar recursos, pero la empatía, la comprensión emocional y la conexión humana que este establece con un paciente, son aspectos esenciales del proceso que no pueden ser reemplazados por la automatización.

Si se tienen en cuenta todos estos factores no automatizables de diferentes empleos, el riesgo real de robotización se reduce tan solo a un 9% de los tipos de empleos, según otro estudio. De hecho, los empleos relacionados con la inteligencia artificial han crecido un 30% en el último año, según un informe. Sobre todo, se están contratando a ingenieros de software, científicos y analistas jóvenes de datos y expertos en Machine Learning.

Cómo la revolución de la IA impactará positivamente en el mercado laboral

En conclusión, la relación entre la tecnología y el empleo es compleja y multifacética. Si bien es cierto que la automatización y la inteligencia artificial pueden alterar ciertos sectores y puestos de trabajo, también es importante recordar que históricamente han impulsado el crecimiento económico y la creación de empleo en otras áreas. Además, la singularidad de algunas habilidades humanas sigue siendo fundamental en muchas profesiones. A medida que avanzamos en esta era tecnológica, la adaptación y el aprendizaje continuo se convierten en herramientas esenciales para los trabajadores y las empresas que desean prosperar en un mundo en constante evolución.

Desde Mutter Ventures abrazamos la innovación y la tecnología como pilares fundamentales en la creación de startups en multitud de sectores. Creemos en la capacidad transformadora de la inteligencia artificial, la robotización y la automatización. Estamos comprometidos a estar en la vanguardia de la innovación, fomentando la adaptación y el aprendizaje continuo como herramientas esenciales para el éxito en esta era de constante evolución. En Mutter vemos un futuro en el que la tecnología y la creatividad se unen para forjar un mundo laboral más próspero e inclusivo. Descubre, pues, cómo la revolución de la IA impactará positivamente en el mercado laboral.

Últimas noticias

Cómo la revolución de la IA impactará positivamente en el mercado laboral

Cómo la revolución de la IA impactará positivamente en el mercado laboral

by | May 7, 2024 | Academia,Tecnología | 0 Comments

¿Sabes cómo la revolución de la IA impactará positivamente en el mercado laboral? Ya en el siglo XIX, con la llegada de la Revolución industrial y la introducción de...

Pactar el precio de tu energía

¿Es posible pactar el precio de tu energía?

by | Abr 17, 2024 | Actualidad y Análisis | 0 Comments

¿Será posible en el futuro pactar el precio de tu energía? En Mutter Ventures reflexionamos sobre que en la actualidad, la energía no es solo un recurso vital para el...

Corporate Venturing

Impulsando el futuro: Corporate Venturing

by | Abr 15, 2024 | Academia,Future Is Now | 0 Comments

En 1914 Pierre du Pont, fundador de Dupont, supo ver el potencial de una industria emergente, la automotriz, y decidió sacar provecho de ella a través de una inversión...

Créditos de carbono

Los créditos de carbono como herramienta de sostenibilidad para las empresas

by | Abr 15, 2024 | Actualidad y Análisis | 0 Comments

¿Sabes qué son los créditos de carbono? En un mundo cada vez más consciente del impacto ambiental de la actividad humana, la sostenibilidad se ha convertido en un pilar...